Forzando a una asiática a mantener relaciones

Esta tailandesa es forzada por su pareja a comerle la polla. La desnuda, la sube a la cama y le pone la cara contra su polla. Entonces la sujeta por la cabeza y se folla a su boca. Cuando él se corre, ella tiene que separarse para no atragantarse con la cantidad de semen que acaba de ingerir, mucho del cual se le cae por fuera. Pero tras esta pausa, ella se vuelve a lanzar a comerle la polla a su novio. Pese a ya haberse corrido, el tío se la folla igual, tapándole la boca para que no grite.

Deja un comentario