Mujer follando en la biblioteca

Esta tía está muy agobiada con los estudios, por lo que se ha comprado una polla de lo más especial para poder relajarse. Esta polla se puede adaptar a toda una gran cantidad de lugares. En un primer lugar la ha colocado en una pared y la ha chupado como si fuera un pene de verdad. A continuación, la ha colocado en un banco y se ha puesto encima, para poder follárselo de una manera especial. Lo ha hecho sin hacer ni el más mínimo ruido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *