Prostituta se deja grabar por un cliente

Esta mujer, desde el momento en el que entró a trabajar en el mundo del sexo, se impuso la máxima de nunca dejarse grabar por ningún cliente. Sin embargo, en un momento se ha encontrado con un tío que le paga mucho dinero a cambio de usar su videocámara, y ella no le ha podido decir que no. Primero le ha pedido que le coma la polla, luego que se quite las bragas y que se le ponga encima. Ha sido toda una experiencia.

Deja un comentario