Tía se folla a su jefe en la oficina

Esta mujer se siente muy atraída por su jefe, aunque ha hecho lo imposible para evitarlo. En un momento dado, cuando no había nadie por los alrededores, se le ha acercado y le ha empezado a calentar la polla. El otro le ha empezado a meter los dedos por las bragas, para calentarle el chocho de una forma de lo más especial. Cuando ya la tenía bien dura, se le ha puesto encima y se lo ha follado como nunca antes.

Deja un comentario