Tía se la come al jefe de su marido

Este hombre está a punto de ser despedido por haber sido un incompetente en el trabajo. Como alternativa para no despedirle, el jefe le ha puesto cómo condición que su mujer le coma la polla, y cómo les hace falta el dinero no le ha podido decir que no. La mujer ha usado toda su experiencia para comerle el pene durante un buen rato, haciendo que el hombre llegue al orgasmo cómo nunca en su vida. Le han devuelto el puesto y le han subido el sueldo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *